27.3.2020
Cuestionamientos

Trabajos desde casa: el dinero en tiempos de Coronavirus

Mariana Valenzuela

¿Ubicas el dicho: “Después de la tormenta siempre llega la calma”? Así, como en la canción de “Corazón Partío” de Alejandro Sanz (high-five virtual si lo leíste cantando). La neta está cabrón saber cuándo va llegar esa calma ante las “crisis” a nivel mundial. Pero eso no significa que tengamos un vale abierto para amargarnos, tirar mierda y embarrar a todos con nuestra negatividad. Hay que ver hacia adentro para analizar cómo podemos sacarle la vuelta e ir encontrando nuestra propia calma.

En vez de dejarnos llevar por la angustia colectiva y el montón de creencias negativas alrededor de la crisis, decidamos qué creer. Adoptemos creencias que nos generen un mejor estado de ánimo para enfrentar lo que pasa y lo que viene. 

Con esto del Coronavirus, muchos negocios tradicionales están cerrando por falta de clientes o por instrucciones del gobierno, y la cosa va para largo. Si nos quedamos esperando a ver cuándo todo vuelve a la normalidad, vamos a valer madre. Busquemos nuevas formas de generar dinero aprovechando nuestro don y la tecnología. Aquí te compartiremos opciones de trabajos desde casa para que te des una idea de qué puedes hacer.

Como dijo Huracán en “El virus somos nosotros”, hay que sacar lo mejor de las “crisis” y aprovechar el tiempo para reflexionar y conectar con nuestro interior (como en teoría deberíamos hacerlo siempre para estar en amor total). En vez de quedarnos viendo cómo ya nadie va a nuestros negocios, o cómo nos corren del trabajo porque los jefes no pueden seguir pagándonos, o cómo incluso en algunos lugares el gobierno ya prohibió salir a las calles y por eso hay quienes ya no pueden seguir con su trabajo; es tiempo de pensar qué tenemos para ofrecer al mundo. 

Más allá de lo que usualmente hacemos, que es básicamente chingarle para quién sabe qué, porque en realidad ni disfrutamos la vida por estar siempre “chambeando por una vida mejor”, pensemos qué valor agregado tenemos para ofrecer. 

¿Cómo saber pa’ dónde agarrar?

Cuando hay crisis mundial a veces sentimos que se nos cierra el mundo, que la economía va a colapsar y nos quedaremos sin dinero. El drama a tope. Nos gana la paranoia colectiva y se nos olvida que bajarle un chingo de rayitas a la negatividad y enfocarnos en nuestra plenitud es clave para sentirnos mejor y para no ahogarnos en un vaso de agua (aunque a veces ese vaso parezca más pinche mar abierto). 

Hagamos un ejercicio de introspección, meditemos un poco (cada quien a su manera, con los métodos que mejor le funcionen) para encontrarnos a nosotros mismos y entender qué cosas nos salen chingonas y qué nos gustaría lograr. Hagámoslo por nosotros mismos, siendo honestos y sin dejarnos influir por lo que otros esperan o por las malas noticias y los rumores trágicos que nos llegan por todos lados ante situaciones como la del Coronavirus. Si para eso necesitas desconectarte un poco de tanta mamada que ves en tus redes sociales y en los medios de comunicación en general, e incluso de los comentarios castrosos de tus amigos o familiares, hazlo. Aléjate un poco, date tu tiempo y tu espacio para encontrarte, llenarte de emociones y pensamientos positivos y contarte historias chingonas.

Si en el proceso de llegar a lo más profundo de ti de pronto sientes miedo, no hay pedo. Si sientes desesperación o incertidumbre, tampoco hay pedo. Date chance de sentir todas tus emociones y escucha lo que cada una te está diciendo sobre ti mismo. Tus formas de reaccionar ante la vida vienen de tus emociones, así que no las ignores. 

Ya que vivas esa conexión con tu interior, identificarás tu don. Tal vez suena algo sencillo, pero tiene su complejidad porque implica un viaje profundo hacia tus adentros, cuestionando lo que eres y hacia dónde prefieres ir. Y eso a veces da miedo o hueva, así que algunos prefieren no hacerlo. Si tú lo haces, ya llevas una ventaja. Entender tu don te ayudará a definir la vida que prefieres y así tendrás una idea más clara de qué hacer para alcanzarla. 

Mujer buscando trabajos desde casa
Los trabajos desde casa son una buena opción ante el Coronavirus.

Trabajos desde casa: muévete para que el dinero llegue a ti

Ya que sepas qué pedo con tu don, revisa esta lista con opciones de trabajos desde casa. Échales un ojo pero a conciencia. Analiza cuáles aplican más a lo que tú puedes hacer para ir hacia tu gran prefiero. De nada sirve que digas “simón, me aviento a tal cosa” si sabes bien que ni se te da eso ni te haría feliz hacerlo. 


Ahí te van algunas opciones:

  • Maestro de idiomas en línea

La educación es importante. Me acuerdo que mi papá me decía mucho “La educación es la mejor herencia que les podemos dejar nosotros como padres”. Y ahora lo entiendo. Lo viví siendo maestra de inglés para una empresa china. En plena contingencia por Coronavirus, los niños se levantaban a las 8 am los domingos para que les enseñara inglés. Y me contaban que después de mi clase tenían muchas más de distintas materias. 

Si se te da eso de enseñar y estar frente a cámara, puedes buscar opciones para ser maestro en línea. Algunas opciones son para enseñar español u otros idiomas (dependiendo de tus habilidades). Existen plataformas en las que tú subes tus cursos en línea y la gente los compra si están interesados. Otras empresas te asignan como profesor virtual a distintos salones o a alumnos que toman la clases desde su casa. 

Hay mucho de dónde escoger si te interesa esta opción relacionada con la educación. Ahí te van algunas:

Udemy

Tutellus

Teachable

Verbling

Khan Academy

First Future


  • Escritor (copywriter o blogger)

Si tienes muy bien desarrollada tu inteligencia lingüística y se te facilita la escritura, buenas noticias: hay muchas opciones para escribir como freelancer. Puedes abrir tu propio blog y escribir para ti, o ser blogger para otras páginas. Incluso hay empresas como Amazon, que contratan copywriters vía remota. 

Para abrir tu propio blog hay muchas plataformas, varias de ellas son gratis. Y si quieres buscar trabajo como blogger, en esta página hay opciones para escribir en inglés y en español.

Si te interesa ser copywriter, aquí, aquí y aquí hay algunas páginas web donde te puedes registrar para quienes buscan copywriters de forma remota. 


  • Atención a clientes

Para quienes tienen paciencia y se les da ese pedo de hablar con la gente y solucionar conflictos, hay muchos call centers que buscan personas que les ayuden para el área de Atención a Clientes. Sólo necesitas teléfono y computadora con internet. Hay flexibilidad de horarios. En Google hay muchas opciones si buscas “Atención a clientes remoto” o búsquedas similares.


  • Transcriptor

Este trabajo consiste en transcribir audios. No se requiere estudios especializados para esto. Solo necesitas lap o compu, internet y de preferencia audífonos. Puedes cobrar dependiendo del número de palabras y el idioma. En Google Empleos puedes encontrar algunas opciones. También en otras plataformas donde se busca trabajo, como Indeed. 


  • Asistente Virtual

Uno de los puestos que no pueden desaparecer en una empresa, es el de Asistente. Es quien hace pagos, organiza juntas (aunque sean videollamadas), resuelve problemas del día a día y mantiene la agenda al cien. Hay empresas que buscan personas que hagan estas funciones pero de forma remota porque en realidad casi todo lo que hacen las Asistentes es por correo o por teléfono. 

Plataformas para buscar trabajos desde casa

Si no te hizo click ninguna de las opciones que te di, no pasa nada. Hay más opciones en estas plataformas. Para algunas necesitas saber inglés pero para otras no necesariamente:

Indeed

Trabajarporelmundo

Flexjobs 

LinkedIn

AngelList

Remotive 


Y también hay grandes marcas como Amazon y Apple que buscan trabajadores vía remota. 

O si te atreves a emprender algo, qué chingón. Te paso algunas ideas:


  • Coaching

Si estás preparado (pero neta, no nada más porque de pronto te da la gana o quieres ser famoso) puedes ser coach de nutrición, de ejercicios o de vida. Comparte con el mundo un poco de lo que sabes. Para llegar a más gente y poder monetizar tu talento, puedes abrir tu cuenta en redes sociales, hacer vlogs, blogs o hasta armar cursos que vendas en línea. 

  • Clases especializadas

Vi que unas amigas se reunieron a dar clases de yoga por YouTube. Se me hizo una idea muy chingona. La dinámica es: pagas una mensualidad o por clase individual y te pasan los videos de las clases. Lo mismo se puede hacer con clases de lo que quieras: de pintura, de música, de cocina, rutinas de ejercicios, o lo que se te ocurra. 


Esas son solo algunas cosas que se me ocurren. Busca tu don y sácale provecho de forma creativa.

Cosas a tomar en cuenta para los trabajos desde casa

  • Lee bien

Suena muy lógico, pero fíjate en las especificaciones de las ofertas de trabajo. Checa que sean lo que tú buscas según tus habilidades y tus necesidades. Ni pa’ qué mentirte a ti ni a los reclutadores. 


  • Pimpea tu CV

Tu currículum es tu carta de presentación cuando pides trabajo, en especial si es online porque es lo primero que ven acerca de ti. Por eso es importante que lo tengas actualizado y que se vea limpio y presentable. Cuida que tu foto sea reciente y de buena calidad, que no tengas errores de ortografía y que tus datos sean correctos. 

Si no sabes diseñar no hay pedo, googlea “templates para cv”, “plantillas para curriculum” y encontrarás opciones gratis y fáciles de editar. O de plano si ni a eso le sabes o no quieres batallar, en Word también hay plantillas para CV. 


  • Aguas con tus perfiles en redes sociales

Si eres de los que tiene todo público en redes sociales y pretendes aplicar a una empresa “seria” (por ejemplo a alguna financiera), hay dos opciones: o pones privadas tus cuentas, o te moderas. Sí, qué hueva tener que fingir, pero así es esto de los negocios. A veces si queremos ciertos trabajos tenemos que pretender ser personas “bien portadas” por si los jefes o los de Recursos Humanos nos buscan en redes sociales. 


  • Organiza tu tiempo

Los trabajos desde casa no siempre son tan fáciles como suenan. Es importante que te organices y administres tu tiempo y tu energía. Ponte horarios, no te quedes en pijama todo el día para que no sientas que estás echando la hueva. Te recomiendo crear hábitos que te ayuden a lograrlo. Por ejemplo, a mí me funciona cambiarme temprano como si fuera a ir al trabajo y no empezar a trabajar luego luego, sino darme unos minutos para desayunar y despertar bien, como lo haría si fuera a oficina. 


Al final esas son solo recomendaciones según lo que a mí me ha servido y lo que he leído al respecto. Pero tú decides qué tomas y qué dejas.

Pausar para actuar

En tiempos de coronavirus (o de cualquier otra crisis) sirve de mucho parar todo el desmadre que traemos en la mente, para dejar de lado el caos y caminar hacia nuestra paz. El típico mindset negativo y pesimista que predomina en los medios de comunicación y en las pláticas del día a día, no nos lleva a nada productivo. De hecho creo en el poder de mandar tantito a la fregada la vida real a ratos cuando ya siento que mi mente está sobresaturada con lo que todo mundo dice. Entre que todos opinan, que las fake news están donde sea y que en los medios no se habla de otra cosa, nos asfixiamos con tanta información. En esos momentos me ayuda mucho ir hacia adentro, meditar o visualizar una realidad más allá de tanto pedo. Y cuando me encuentro ahí, siento paz. Y entonces ya estoy recargada de buena energía y pensamientos positivos para volver a esta simulación a la que llamamos vida. 


También creo que estamos en un punto en que la tecnología nos da muchas ventajas para salir adelante aún cuando el panorama se llega a ver complicado. El internet nos permite tener trabajos desde casa que nos permitan ofrecerle al mundo cosas en las que usamos nuestro don. Hay que aprovechar eso en lugar de quedarnos esperando que todo vuelva a la normalidad. ¿Qué tal si la nueva realidad que vivas está más chingona que “la normalidad” a la que estás acostumbrado? No lo sabrás si no haces algo ya. Ráscale en tu interior y encontrarás poco a poco la respuesta que buscas. 












Mariana Valenzuela
Siempre he querido cambiar al mundo y al escribir me siento superpoderosa. Soy muy yo: cursi, feminista, entregada y fan de lograr cosas que parecen imposibles. Espero nunca se me quite lo terca.
Learn More
mariana@tevasamorir.comhttp://www.tevasamorir.com

Comments

Artículos Relacionados

Salud emocional: cuidar más allá de lo que vemos en el espejo

VER MAS

Autoestima alta: vivir desde el amor propio

VER MAS

¿Para qué publicar en redes sociales tu vida?

VER MAS

Diferencias entre estar enamorado y amar

VER MAS

Únete A Nuestros Cursos Gratuitos

Lo que he aprendido para sacar ventaja al sistema capitalista

Entiende qué te detiene para ser pleno; y trabaja en ser la mejor versión de ti mismo.

Dices que quieres una vida mejor...
¿Pero haces con tu cerebro lo necesario para obtenerla?