6.5.2020
Cuestionamientos

"Todo estará bien" (aunque sepamos que no): Gaslighting Social como estrategia publicitaria

Mariana Valenzuela


¿Ubicas cuando alguien está muy estresado o encabronado por algo, y lo que le dicen según para calmarlo es “no te preocupes, todo estará bien”? Como si con solo decir eso, desapareciera la ansiedad. Ah, pues los expertos dicen que así mero nos van a decir los medios de comunicación cuando ya podamos salir a la calle después del coronavirus. 


Quién sabe por cuánto tiempo nos seguiremos sintiendo jodidos, confundidos y cansados del pinchi encierro y la incertidumbre de toda esta nueva realidad a la que nos enfrentamos de putazo. Pero todo parece indicar que las grandes compañías y los gobiernos van a invertir un dineral en campañas que nos borren la frustración de la cuarentena lo más rápido posible. Este artículo se hizo viral y habla al respecto.


Tal vez suena bien y estás pensando que soy una persona amargada al poner esa situación como si fuera algo negativo. Te explico a fondo para que estemos en el mismo canal (o que al menos se entienda mejor mi punto):


Se dice que tratarán de convencernos de que no pasó nada, que la crisis ya es cosa del pasado, que por fin podemos darle vuelta a la página aunque todavía nos sintamos de la chingada por todo lo que estamos pasando. Y van a querer hacernos dudar incluso de nuestra propia mente. Eso es Gaslighting. Si no nos ponemos las pilas y abrimos los ojos, podremos caer redonditos ante su estrategia de manipular la forma en que vemos y sentimos la realidad.


No me refiero a alguna teoría conspiracionista ni nada, ni quiero que nos volvamos paranoicos. Tampoco estoy etiquetando de malvados a los medios ni a las marcas. Solo quise poner sobre la mesa este tema porque creo que debemos estar conscientes sobre esa táctica de manipulación.

No es lo mismo ser optimistas que cegarnos ante la realidad

Una cosa es que quieras ser optimista y te guste pensar que todo estará bien para de esa forma sentirte un poco mejor; qué chingón, porque los pensamientos optimistas generan emociones positivas. Y tampoco se trata de andar por la vida viéndole el lado negativo a todo. 


Pero otra cosa muy distinta es negarnos a ver la realidad tal como es, y permitir otros te impongan tanto su versión y te quieran meter en una burbuja desde donde veas la vida color de rosa, a tal grado que llegues a dudar de lo que en realidad pasó y desconfíes de tu propio juicio. Y justamente es esto último lo que logra el Gaslighting. 


Pero, ¿qué es Gaslighting?

Según Psicología y Mente, un sitio de Psicólogos, este concepto hace referencia a “una forma de manipulación utilizada para hacer que la víctima dude de su propio criterio”.  O sea, no es nada ma´s meter ideas a la gente; es ir mucho más a fondo y modificar la percepción que la gente tiene de su propia forma de ver la realidad. Así de cabrón. A los que recurren al gaslighting se les considera como pinches maestros de la manipulación. 

mujer triste en una tina de baño


Cabe mencionar que no es que sea muy pocha (aunque a veces sí lo soy, pero no esta vez) por decir “gaslighting”. Es que no hay traducción literal al español. La historia de esta palabra me parece interesante: viene de una película que se llamaba así. Es una historia de violencia psicológica. Se trata de un hombre que manipula a su pareja de forma tan cabrona, que la hace creer que está loca. Pero de verdad loca. Esconde cosas y lo niega para que ella crea que fue justo ella quien se las robó, baja la luz de gas (por eso “gaslighting”) porque en ese entonces no había electricidad y le alega que está a la misma intensidad que antes. La mujer resulta manipulable y cae redondita ante la trampa. Imagina cómo se sentía: angustiada y confundida, terminaba aceptando la realidad que él le planteaba. Spoiler alert: al final un detective entra al rescate y así la mujer se da cuenta que no está loca, sino que aquel pocoshuevos estaba jugando con su mente. 


Gaslighting social 

Se cree que eso mismo que pasó en la película va a pasar, pero en lugar de ser algo de pareja será a nivel social. En su artículo, Julio Vincent menciona que la publicidad se basará en encontrar la forma de hacernos sentir que solucionan nuestro problema de la frustración, el miedo, la ansiedad y la incertidumbre que nos ha provocado la pandemia. 


La idea no es algo nuevo. La publicidad se basa en satisfacer necesidades de los consumidores. Solo que esta vez la gran mayoría necesitaremos lo mismo: sentir que ya la libramos, que salimos adelante del Coronavirus. Y las empresas lo saben. A muchos negocios les urge que llegue ese momento en que puedan abrir de nuevo y comenzar a generar ventas. 


Se entiende. Está canijo cómo la economía en prácticamente todo el mundo está apretándose a raíz del confinamiento social al que nos orilló el COVID-19. Y sí, algunos la han librado un poco haciendo trabajos desde casa, pero este ritmo de trabajo muchas veces deja menos dinero del que necesitamos (o al que estábamos acostumbrados). Pero considero que eso no justificaría el andar como robots sin conciencia de lo que pasó, volviendo a lo que los demás nos dicen que debe ser “lo normal”, cueste lo que cueste. 


¿Todo estará bien si volvemos a la normalidad?

Creo que el pedo es que se haga toda una estrategia publicitaria masiva para hacernos creer que todo estará bien si volvemos a la normalidad en la que vivíamos antes. Soy de la idea que fue justo nuestra vida normal lo que nos llevó a este punto tan de la chingada. Y no se si es cierto o no, pero nadie nos puede decir con exactitud si sí o no. Entonces, por si las dudas, me pongo a cuestionar por qué pasó todo este desmadre y qué puedo hacer yo como simple mortal para sacar lo mejor de esta situación. No tengo la respuesta correcta ni pretendo tenerla. Pero sí estoy segura que no quiero volver a la normalidad tal como la vivía antes. 


Prefiero utilizar este tiempo encerrada para reflexionar sobre mi luz y mi sombra, para decidir por mi propia cuenta de qué forma percibo y acepto la realidad. 


¿Neta piensas que todo estará bien si hacemos como que no pasó nada? Si sí, no hay pedo. Pero que sea porque es la verdad que tú preferiste creer, no porque los medios de comunicación o alguien más te la impuso. El gaslighting social podrá tener un gran impacto en quienes no se cuestionen la realidad que nos muestren. Tú decides qué creer. 




























Mariana Valenzuela
Siempre he querido cambiar al mundo y al escribir me siento superpoderosa. Soy muy yo: cursi, feminista, entregada y fan de lograr cosas que parecen imposibles. Espero nunca se me quite lo terca.
Learn More
mariana@tevasamorir.comhttp://www.tevasamorir.com

Comments

Artículos Relacionados

Nadie nos enseña cómo superar una ruptura amorosa

VER MAS

Te amo, pero necesito espacio: el otro lado de vivir en pareja

VER MAS

¿Y si nos enfocamos en las noticias buenas?

VER MAS

Avances tecnológicos: la inteligencia artificial y nuestro cerebro

VER MAS

Únete A Nuestros Cursos Gratuitos

Lo que he aprendido para sacar ventaja al sistema capitalista

Entiende qué te detiene para ser pleno; y trabaja en ser la mejor versión de ti mismo.

Dices que quieres una vida mejor...
¿Pero haces con tu cerebro lo necesario para obtenerla?