17.11.2019
Tú Siendo Tú

Ser tú mismo no es fácil. Necesitarás muchos huevos.

Mariana Valenzuela

Llegar a ser lo más tú posible requiere muchas cosas: es cierto que necesitas cucharadas soperas de amor propio y un litro entero de autoconocimiento, pero principalmente se necesita ¡una caja entera de huevos! O un almacén. 

No lo digo por asustarte ni por hacerlo ver como una misión imposible, porque no lo es. Sin embargo, no es algo que vas a lograr de la noche a la mañana. Encontrarte, aceptarte y mostrarte tal cual eres, es un proceso que implica romper con cosas que has tenido muy dentro desde siempre, tanto propias como ajenas. Y eso causará ruido tanto en ti como en los demás.

Ser tú mismo te hará salir de tu puto clóset

Ser auténtico te permitirá enfrentar realidades que muchos rechazan. Habrá quienes te juzguen y quieran hacerte cambiar de opinión. Mándalos a la chingada. Qué hueva seguir en esta vida tratando de caerle bien a la gente. Te vas a morir; no sigas perdiendo el tiempo escondiéndote de ti mismo y de los demás. No tiene caso. 

Cuando te animes a salir de ese escondite ridículo y sin sentido, ten por seguro que varias personas (incluso algunas a las que amas bien cabrón) se pondrán en tu contra. Tratarán de volver a ponerte bajo la sombra de quien te hicieron creer que eras y tendrás que lucha por defender tu autenticidad. Te van a criticar y a juzgar. ¿Por qué? Porque a la gente le representa mucho peligro alguien que se siente bien en su propia piel. A muchos les dará miedo ver cómo te haces más grande como humano, porque ellos se quedan chicos de mente con su intolerancia. Pura envidia disfrazada de superioridad. Nadie es más que tú. No tienes por qué esforzarte por caerle bien a nadie. Así que tú sigue tu proceso para ser tú mismo, con tus miedos, tu mierda, tu luz, tu todo; le pese a quien le pese. 

Cuestiónalo todo, incluso la idea que tienes sobre ti.

Desde que empieces a descubrirte, cuestionarás verdades que tú creías sobre ti. Te darás cuenta de las etiquetas que incluso tú te has puesto por la influencia de lo que la sociedad te ha enseñado. Entre lo que dirán de ti y tantas nuevas verdades que te irás formando, te darás golpes de realidad que tal vez no serán fáciles de sobrellevar. Por eso te digo que necesitarás muchos huevos. 

Eso de ir contracorriente no es fácil, lo entiendo. Para los humanos el sentido de pertenencia es muy importante. Por eso nos cuesta tanto trabajo no sentirnos parte de un grupo. Nos gusta sentir el apoyo y el cariño de quienes nos importan. Tanto así, que muchas veces preferimos vivir escondiendo nuestro verdadero yo en vez de enfrentar el posible rechazo.

¿Vives en un molde que otros hicieron o te atreves a vivir tu esencia?

Hay algo triste pero cierto: vivimos en un mundo donde hay mucha discriminación por parte de quienes creen tener la verdad absoluta. Se presenta con muchos matices, bajo distintos nombres: machismo, racismo, sexismo, homofobia y demás. Le hacen el feo a lo que es diferente a ellos porque en el fondo les hace sentir incómodos. Y cuando alguien se atreve a romper los esquemas, le dan la espalda “por desmadroso”, “por alterar el orden”. 

Creo que por eso como sociedad parece ser tan complicado impulsarnos entre todos para ser auténticos y sentirnos libres y completos en nuestra propia piel. Resulta más fácil tenernos en los moldes que han funcionado tan bien desde hace varias generaciones. 

No es por romperte el corazón pero es una mamada vivir así. Eso nos impide sentirnos plenos. No me vengas con que puedes tener plenitud fingiendo ser alguien que no eres. No se trata de echarnos mentiras ni de seguir pretendiendo. ¡Al contrario! El chiste es atrevernos a ser transparentes primero con nosotros mismos y luego con los demás. 

Muchos huevos.

En el proceso hacia ser tu propia versión de ti enfrentarás batallas constantes. Unas grandes, unas chicas; unas contigo mismo, otras con tu gente y otras más con quienes te rodean. Mantente fuerte. Lucha siempre con los huevos de elegir ser tú y amarte por encima de todo. 

Recuerda que eres lo más importante en tu vida y que no puedes seguir perdiendo el tiempo preocupándote por lo que digan los demás. ¡Que te valga madre!

Mereces luchar por ser tú mismo. Anímate a hacerlo. 

Mariana Valenzuela
Siempre he querido cambiar al mundo y al escribir me siento superpoderosa. Soy muy yo: cursi, feminista, entregada y fan de lograr cosas que parecen imposibles. Espero nunca se me quite lo terca.
Learn More
mariana@tevasamorir.comhttp://www.tevasamorir.com

Comments

Artículos Relacionados

Trabajos desde casa: el dinero en tiempos de Coronavirus

VER MAS

¿Eres adicto a tus emociones?

VER MAS

Emociones positivas: la importancia de contarte historias chingonas

VER MAS

Manejo de emociones: ¿neta la Inteligencia Emocional es la más importante de todas?

VER MAS

Únete A Nuestros Cursos Gratuitos

Lo que he aprendido para sacar ventaja al sistema capitalista

Entiende qué te detiene para ser pleno; y trabaja en ser la mejor versión de ti mismo.

Dices que quieres una vida mejor...
¿Pero haces con tu cerebro lo necesario para obtenerla?