27.5.2020
Cuestionamientos

¿Y si nos enfocamos en las noticias buenas?

Mariana Valenzuela

Estoy hasta la madre de las malas noticias. Creo que ya hay suficiente mierda en el mundo como para seguir aferrándonos a compartir y consumir información negativa. 


Parece que nos especializamos en consumir y divulgar noticias que angustian, estresan y hasta nos hacen enojar. En todos los pinches lados escuchamos, hablamos o leemos cosas negativas incluso sin tener fundamentos o sin verificar la información. 

Vista cenital de mesa con una taza de café, periódico y una revista


Es como si las noticias buenas no fueran interesantes o no valieran la pena. Lo negativo cobra mayor fuerza, a pesar de las emociones negativas que nos genera. Hay muchas noticias chingonas que suceden tanto en nuestro país como alrededor del mundo, pero nos empeñamos en voltear a ver el otro lado. Para comprobarlo basta con revisar las redes sociales: noticias sobre violencia, tragedias, chismes morbosos, enfermedades culeras, desastres naturales, y un sinfín de contenido donde la positividad no brilla para nada. O piensa en tus pláticas de los últimos meses; seguramente al día hablas al menos una vez sobre asuntos negativos.


Sesgo de negatividad: nuestra tendencia a no enfocarnos en lo positivo

Resulta que el mentado afán de enfocarnos en el lado negativo de las cosas, tiene nombre. Los expertos nombraron “Sesgo de negatividad” o “Efecto de la negatividad” a la tendencia humana de prestar más atención al lado negativo de las personas, situaciones o cosas. 


Según Psicología y Mente, esta inclinación a no enfocarnos en lo positivo es algo evolutivo. Se dio a partir de que nuestros antepasados fueron aprendiendo a tomar decisiones inteligentes basándose en los riesgos que implicaban. Se fijaban en lo negativo para ver qué debían hacer para evitarlo. Esa era su forma de analizar cuál era la mejor opción. Esto también tiene bases biológicas: nuestro cerebro está más activo ante situaciones negativas en comparación a los estímulos positivos. 


Pero así como aprendemos a fijarnos en lo negativo, podemos aprender a enfocarnos en lo positivo. Nuestro cerebro es moldeable, así que el hecho de tener cierta tendencia desde generaciones y generaciones antes que nosotros, no implica que esa deba ser la regla. 


Las noticias buenas sí impactan de forma positiva

Estudios de filósofos y escritores sugieren que “las noticias negativas favorecen actitudes más fatalistas e inducen a anestesiarse ante los problemas sociales, en lugar de animar a involucrarse en la búsqueda de soluciones”. En cambio, las noticias buenas despiertan en la gente curiosidad por saber más. En The Guardian comprobaron que las historias positivas son más leídas hasta el final y que la gente se involucra más con el texto y con el autor.

Si seguimos consumiendo casi de manera compulsiva las noticias negativas, el sentimiento de angustia que vivimos no será más llevadero. Al contrario, nos seguiremos angustiando y ese sentimiento se transmite muy fácilmente.  Por eso creo que las buenas noticias deberían estar más presentes, para velar por nuestra salud mental. El Médicos Por El Mundo hablan al respecto:


“El concepto de salud no se refiere exclusivamente al bienestar del cuerpo, ya que en la salud de una persona influyen tanto factores físicos como psicológicos. Por esto creemos importante y necesario seguir la tendencia creciente a publicar contenidos noticiosos positivos que beneficien a la salud del cuerpo y la de la mente de cada persona y ende del mundo entero”.

Investigando al respecto me topé con que hay varios sitios enfocados en este tipo de contenido, que han ido tomando fuerza durante la cuarentena. Lo veo como un rayito de luz. Como que voy recuperando la fe en la humanidad. Y como quiero sumar a esta ola de buena vibra, ahí les van los links:



Si tienes ganas de un ratito de noticias buenas, échales un ojo. O puedes buscar en Google: Buenas noticias coronavirus y te saldrán muchísimas opciones. Tal vez te ponen de buenas. 

¿Dejar de informarnos es un derecho?

Al inicio de la cuarentena, una maestra muy querida (quien además ha estado en la radio por muchos años) publicó en su Facebook algo que me movió por dentro. Mencionó que ella creía que dejar de informarse sobre lo que está pasando en el mundo, es también un derecho. Nunca lo había pensado de esa forma. Yo tenía la idea de que debemos estar constantemente informándonos para estar actualizados sobre lo que ocurre a nuestro alrededor. 


Pero ni yo ni nadie es quién para decirte qué hacer o qué no hacer. Cada quien decide qué creer. Tú eliges cómo quieres informarte o dejar de hacerlo. Yo solo planteo la situación que me llamó la atención porque considero que el exceso de información negativa roba paz mental.


Tú decides cómo percibes tu realidad

Elena Martín es periodista pionera en el arte de dar noticias buenas. Desde hace veinte años tiene una sección de noticias positivas en un noticiero de España. Tiene una frase que veo muy ad hoc para reflexionar sobre la importancia de vencer el sesgo de negatividad:

“La vida siempre tiene dos caras, pero si vemos solamente una sola, la percepción es parcial”.  


Si nos enfocamos únicamente en el aspecto negativo de la vida, nos estamos negando la oportunidad de explorar la otra cara de la realidad. Y con ello estamos condicionando nuestra forma de percibir nuestra realidad


No podemos negar que el mundo no es color de rosa. Pero me gusta pensar que sin lo negativo, las noticias buenas no sabrían tan bien. No tendríamos punto de comparación y llegaría un punto en que nos acostumbrariámos a lo bueno y daríamos por sentado que no hay nada en qué trabajar para mejorar. En cambio, si tenemos un balance entre lo positivo y lo negativo, podemos ver la forma de inclinar más la balanza de nuestra realidad hacia el lado amable y trabajar para lograrlo.


Mariana Valenzuela
Siempre he querido cambiar al mundo y al escribir me siento superpoderosa. Soy muy yo: cursi, feminista, entregada y fan de lograr cosas que parecen imposibles. Espero nunca se me quite lo terca.
Learn More
mariana@tevasamorir.comhttp://www.tevasamorir.com

Comments

Artículos Relacionados

Salud emocional: cuidar más allá de lo que vemos en el espejo

VER MAS

Autoestima alta: vivir desde el amor propio

VER MAS

¿Para qué publicar en redes sociales tu vida?

VER MAS

Diferencias entre estar enamorado y amar

VER MAS

Únete A Nuestros Cursos Gratuitos

Lo que he aprendido para sacar ventaja al sistema capitalista

Entiende qué te detiene para ser pleno; y trabaja en ser la mejor versión de ti mismo.

Dices que quieres una vida mejor...
¿Pero haces con tu cerebro lo necesario para obtenerla?