5.12.2019
Crecimiento

Las ventajas de equivocarse: cagarla nos hace más chingones

Mariana Valenzuela

El miedo a “cagarla” es muy grande. Desde antes de tener uso de razón nos van metiendo la idea de que equivocarse es vergonzoso y por lo tanto lo vemos como algo que debemos evitar. Nos vamos haciendo adultos y ni cuenta nos damos de lo jodido que está eso.

Por años dejé de hacer lo que realmente me apasionaba porque me daba miedo cagarla. Prefería aventarme a las cosas que no me brindaban plenitud, porque así no me sentía tan loser si las cosas no salían como esperaba. 


Me engañaba diciéndome que sí me gustaba o que sí me convenía, pero en realidad las hacía por miedo a no hacer lo que en realidad soñaba realizar. Me daba miedo no ser suficientemente buena, ser criticada, señalada, que no funcionen mis ideas, que se burlaran de mí. No quería mostrarme vulnerable y exponerme a que se burlaran de mí. Le daba más valor a mis miedos, que a la felicidad que viene de la autenticidad


Ahora pienso: chale, qué mediocre. Pero en ese entonces no entendía la importancia del amor propio y del valemadrismo en la vida, que al final esas dos cosas hacen que valga la pena vivir. Kalinda Cano habla al respecto en este post de una manera que me llenó el alma.

Equivocarse es amor propio. Date la oportunidad de cagarla

Creo que en general estamos acostumbrados a castigarnos cuando cometemos errores. Nos hacemos recriminaciones como: “Me vi súper pendeja”, “¿cómo no me di cuenta antes?”, “¿cómo pude ser tan estúpida?” y la lista sigue hasta el infinito cuando uno la riega, porque así es la culpa; te hace una lista inmensa de todos los “hubieras” y de auto-reproches sin sentido.


No permitirte hacer lo que de verdad quisieras por el miedo al qué dirán si fracasas, o a cómo tú mismo te harás sentir si eso sucede, te aleja del amor propio. Cuando nos queremos de forma incondicional, ese amor está tan cabrón que se vuelve una fuerza que nos motiva a aventarnos al ruedo sin temor a lo que pase. Amarnos es confiar en nosotros; es entender que errar es humano y que si la cagamos no será el fin del mundo, sino nos servirá de experiencia de la cual podremos aprender qué no hacer para la próxima.


Ahora que veo las cosas desde otra perspectiva, cuando ese miedo pendejo al “qué dirán” gana terreno y dudo un poco sobre hacer algo que yo sé que me haría feliz, mi voz interior me dice: “hazlo, que te valga madre”. Y entonces, lo hago. Total, como dice la tuitera @calubyrox, de todas formas  siempre van a hablar


Los errores te permitirán crecer

Me parece que hay algo muy valioso en equivocarse. Sin embargo, se necesita práctica para lograr usarlo a nuestro favor. Y mientras menos tiempo pases en el castigo, más rápido puedes pasar al aprendizaje. Así que mejor deja de darte latigazos en la espalda cuando la cagues. En vez de eso, perdónate, aprende y sigue adelante. Justo acabo de ver esto en Twitter: Depende de ti, mandar a la mierda, volver a empezar. Muy ad hoc.


El error no sirve absolutamente de nada si no lo utilizas. Por eso creo que es importante no esconderlo, ni echárselo al de a lado, pues no somos Don o Doña Perfección. Todos la cagamos de muchas formas distintas. Abrazar el error permite ver cómo hacer las cosas mejor y no repetirlo; así crecemos como humanos. Y eso da miedo porque al atrevernos a hacer o a ser sin que nos importe equivocarnos, a veces se siente como ponerse de pechito para que todo mundo opine y nos critique. 


Atrévete a cagarla

Deja de perder tu tiempo en proyectos chiquitos porque te da miedo que los demás se den cuenta cuando te equivoques. ¡Cágala en grande! 

Hazte estas preguntas: 

  • ¿En dónde me gustaría crecer?
  • ¿Qué idea me gustaría llevar a cabo?
  • ¿Qué de lo que hago me hace sentir con un montón de energía?
  • ¿Qué me hace feliz?
  • ¿Qué quiero hacer desde hace un chingo pero me da miedo?

 

Piensa bien dónde quieres arriesgarte a darlo todo; decide a qué proyecto vas a entrarle sin miedo a cagarla, y trabaja para materializarlo. Nada bueno vas a lograr si sigues con ese miedo a equivocarte. 


Las cosas chingonas suelen suceder tras equivocarse, porque los humanos crecemos a prueba y error. Por eso soy fiel creyente de que más vale empezar a intentarlo ya, y o esperar a ver cuándo se nos quita la pena, cuándo se acomodan las cosas o a que llegue un mentado “golpe de suerte” y podamos por fin atrevernos a ir hacia la vida que preferimos, sin importar cuántas veces la caguemos en el camino. En palabras de Huracán, ¡ve y cágala!

Mariana Valenzuela
Siempre he querido cambiar al mundo y al escribir me siento superpoderosa. Soy muy yo: cursi, feminista, entregada y fan de lograr cosas que parecen imposibles. Espero nunca se me quite lo terca.
Learn More
mariana@tevasamorir.comhttp://www.tevasamorir.com

Comments

Artículos Relacionados

Salud emocional: cuidar más allá de lo que vemos en el espejo

VER MAS

Autoestima alta: vivir desde el amor propio

VER MAS

¿Para qué publicar en redes sociales tu vida?

VER MAS

Diferencias entre estar enamorado y amar

VER MAS

Únete A Nuestros Cursos Gratuitos

Lo que he aprendido para sacar ventaja al sistema capitalista

Entiende qué te detiene para ser pleno; y trabaja en ser la mejor versión de ti mismo.

Dices que quieres una vida mejor...
¿Pero haces con tu cerebro lo necesario para obtenerla?