12.12.2019
Crecimiento

Las carreras universitarias me valen madre

Diego Dreyfus

No son importantes tus carreras universitarias, ni tus maestrías, ni tus doctorados. Me da la misma si tienes tres carreras o no terminaste ninguna. Tus estudios no te hacen mejor persona. Te sirven para adquirir mayores conocimientos sobre algunos temas en específico y así puedes generar más dinero, pero no implica que lo material hará que crezcas como ser humano ni te dará felicidad.

Acumular grados de estudio y presumirlos son cosas del ego

Por eso estamos como estamos: enfocándonos en querer alcanzar cada vez más metas que en realidad están vacías porque no se basan en el amor. El planeta está lleno de gente “exitosa”, con muchísimo dinero, cuando en realidad hace falta más gente despierta, buena, noble y amorosa. 

¿De qué te sirve tener posgrados si no estás en paz contigo mismo? ¿Para qué cursas una maestría tras otra si sigues sin encontrar tu don? ¿Por qué te empeñas en estudiar sobre lo que te interesa y no te das tiempo de estudiarte a ti mismo?

Esta sociedad le da un valor muy fuerte a lo material. Por eso la gente busca tener cada vez más medallitas para presumir, más logros, más diplomas, más trofeos. Incluso juzgamos de mediocres, perdedores o conformistas a quienes no tienen carrera universitaria o sólo tienen una. Nos falta detenernos a pensar que ese afán de tener un montón de metas cumplidas, nos alejan de lo más preciado que tenemos: el aquí y el ahora. 

Las personas que ya han hecho un trabajo profundo con ellos mismos, que se han enfocado en su desarrollo personal, están más despiertas  y hacen las cosas de su trabajo desde otra perspectiva. Obviamente si se trata de alguna competencia, claro que van con todo a defender el ego, pero cuando terminan de competir vuelven a su realidad y saben que los logros laborales no son lo realmente importante; tienen bien claro que lo verdaderamente valioso es vivir desde el amor y disfrutar el presente. 

La vida es un juego y hay que saberlo jugar.

Hay que ganar dinero para pagar las cuentas y tener una buena calidad de vida. Por eso sí importa nuestro trabajo. Pero a su vez no es tan importante como para perdernos del momento que estamos viviendo por estar pensando en cómo hacer más y más dinero. 

Suelta tu conocimiento. No dejes que tu ego te controle; mejor suelta y enfócate en dejar de perderte el presente. Con las metas hay dos opciones: o las alcanzas, o no las alcanzas. Si aceptas que tu realidad de hoy es el mejor lugar donde puedes estar, va a dar lo mismo si llegas o no a lo que te propusiste, porque seguirás disfrutando tu aquí y tu ahora.

 De nada sirve cumplir todas tus metas si no disfrutas el proceso de simplemente vivir. Por eso me vale madre tu carrera. 

Diego Dreyfus
Cuestiono todo | No soy Coach | Soy simplemente una mala influencia así que no me sigas si te da miedo crecer.
Learn More
diego@tevasamorir.comhttps://www.tevasamorir.com/

Comments

Artículos Relacionados

Salud emocional: cuidar más allá de lo que vemos en el espejo

VER MAS

Autoestima alta: vivir desde el amor propio

VER MAS

¿Para qué publicar en redes sociales tu vida?

VER MAS

Diferencias entre estar enamorado y amar

VER MAS

Únete A Nuestros Cursos Gratuitos

Lo que he aprendido para sacar ventaja al sistema capitalista

Entiende qué te detiene para ser pleno; y trabaja en ser la mejor versión de ti mismo.

Dices que quieres una vida mejor...
¿Pero haces con tu cerebro lo necesario para obtenerla?