3.9.2020
Cuestionamientos

El orgasmo es tu superpoder

Raquel Robles

 

Me gusta buscar palabras en el diccionario, regularmente lo hago. Así es como busqué y encontré la definición de “orgasmo”.

Cito la definición que da Google:

“Punto culminante o de mayor satisfacción sexual en las zonas erógenas o sexuales”.

Creo importante reflexionar sobre todo lo que produce en nosotros la palabra “orgasmo”; pensar en cómo la interpretamos, qué nos han dicho que es y lo que nos ha enseñado que no es. 

Justo por eso me gusta buscar el significado de las palabras. Más que para ver qué significan, ese ejercicio me sirve para ver si el significado que los demás le dan, es verdad para mí. Desde mi punto de vista, por más que el diccionario diga algo, cada quien puede reaccionar distinto a cada palabra y formar su propia verdad en torno a ella. El diccionario es un punto de vista pero no significa que sea la única posibilidad o verdad. Cada quien va formando sus propias verdades.

Y sí hay cosas que no son verdades para mí en esta definición particular de orgasmo:

Una es que lo definen como punto culminante y yo no creo en eso, no es verdad para mí. ¿Cómo encontrar un punto culminante de algo? Creo que siempre hay más allá de eso que llamamos culminación, porque al culminar, concluyes y limitas y no ves más posibilidades.

Otro punto en el que no estoy de acuerdo, es que solo sea sexual. Esa idea tampoco forma parte de mis verdades.  No digo que sea verdad o no porque no creo en las verdades absolutas; simplemente para mí no lo es. Y eso no quiere decir que yo tenga la razón o que los demás la tengan, porque cada quien tiene sus propias verdades: somos verdades diferentes. 

Si un orgasmo da placer, ¿cómo es que el placer podría existir sólo sexualmente?

Creo que el orgasmo es la posibilidad de cambiar el cuerpo de algo limitado, doliente, aburrido o de algún modo apagado, a poner el cuerpo encendido, vibrante y gozoso. A veces se vive de manera consciente y en ocasiones de forma involuntaria, pero el placer existe más allá de lo sexual.

Somos energía. El universo es energía

Tal vez has notado o te han dicho que a veces se puede leer la energía de las personas incluso antes de que empiecen a convivir, o hay lugares en los que entras y percibes la energía. Es algo que simplemente se siente, sin necesidad de que seamos científicos o chamanes. Todos percibimos la energía. Somos una, de hecho. Y esa energía que somos habla por sí misma mucho antes de que abramos la boca o nos pongamos a escribir.

Todo en el universo está compuesto por energía. Y el orgasmo es parte del universo, y el universo también es un orgasmo.

Por eso hay palabras para describir exactamente qué es el orgasmo. Para cada uno tiene un significado distinto porque es una energía y cada persona la experimenta a su manera.

¿Has pensado cómo sería tu vida si empiezas a sentir la energía del orgasmo en todos lados? No me refiero a buscarla obsesionadamente e ir por la calle o por la vida haciendo o siendo cosas sexuales. Hablo de reconocer esa energía en todo, en cada momento del día, pero no necesariamente con enfoques sexuales, sino enfocándote en lo que te da placer y disfrutas. 

Y más que buscarla, porque siempre está presente, es cuestión de aprender a reconocerla, en tu cuerpo y en todos lados, pues no requieres buscarla ya que está disponible en todos lados. Entre más atención le pongas, entre más presente estés para reconocerla, más la disfrutarás.


¿Cómo buscar placer constante en la vida diaria?

mujer feliz en un jardín tocando plantas con su mano
Foto: Instagram @raquelrobles1

Para conseguir energía orgásmica en el día a día, es importante estar en contacto con nuestro interior y también con nuestro cuerpo; atrevernos a descubrirnos y a conocernos a fondo, por dentro y por fuera, estando conscientes de cada sensación, de lo que nos gusta y lo que no. 

Personalmente amo las preguntas porque son invitaciones a posibilidades, y no conclusiones. Por eso creo que con algunas simples preguntas podríamos acercarnos más a nosotros, conocer mejor nuestro cuerpo, amarnos por dentro y por fuera, y así estar cada vez más cerca de una vida de orgasmos.

Esas son algunas que se me han ocurrido y me hago constantemente:

¿Qué es lo que me da gozo?

¿Qué es lo que me hace sentir placer?

¿Qué es eso con lo que mi cuerpo se prende?

¿Qué le gusta a mi boca comer?

¿A dónde nos gusta a mí y a mi cuerpo ir?

¿Con quién nos gusta a mi cuerpo y a mí estar?

¿Cómo me gusta vestirme?

¿Qué telas me gusta tocar?

¿Qué tipo de calzones me gusta más usar?

¿Que música prende a mi cuerpo y a mi mente?


Creo que hay que incluir al cuerpo porque es quien va contigo en cada placer, es tu vehículo para sentir, para llevarte al orgasmo. Y como todo vehículo, hay que honrarlo y darle mantenimiento constante.


¿Cómo sería tu cuerpo si te rodearas de cada vez más energía orgásmica?


Seguimos con las preguntas porque considero que para este tema vale mucho la pena experimentar profundamente para que cada quien encuentre sus propias respuestas.

¿Cómo crees que reaccionaría tu cuerpo si tuviera muchos orgasmos? ¿No crees que celebraría? ¿Y qué crees que sería tu cuerpo con eso?

Yo creo que sería un imán de más orgasmos: de personas orgásmicas, de momentos orgásmicos, de lugares orgásmicos, de comida orgásmica. El orgasmo produce cosas tan mágicas en el cuerpo física y mentalmente, que esa energía sería un imán para más energía de ese tipo. 

Imagina cómo gozarías los detalles de la vida si te dieras la oportunidad de rodearte de energía orgásmica. Chingón, ¿no?


Redefiniendo tu relación con el orgasmo

Me parece interesante tratar de transportarnos al momento en que dejamos de ser orgásmicos.

Tal vez no lo hayas pensado o prefieras negarlo, pero todos nacimos de un orgasmo. Sin embargo, a lo largo de la vida nos han ido alejando de esta palabra y lo que implica en la vida. Para algunos es pecado, para otros es tema tabú y también hay quienes ni la tienen en su radar. 

Hoy quiero que resuene para que reflexiones y si te da la gana redefinas tu relación con el orgasmo. Por eso te invito a hacerte estas preguntas:

¿Quién o qué decidiste que no puedes recibir placer?

¿De quién aprendiste que “el orgasmo sólo es sexo”?

¿Qué persona de tu familia o de tu escuela te dijo que era una palabra prohibida? (o mínimo para ponerte colorado de las mejillas)

Usualmente la idea que tenemos sobre el orgasmo tiene una connotación negativa y no la cuestionamos. ¿Y si eliminas y renuncias ahora a todo eso?

Puede que digas: “bueno es que no sé muy bien qué me da placer”. Entonces podrías ver qué no te da placer. Tal vez eso es más fácil.

Si ves tu vida en todas tus áreas y formas, por dentro y por fuera, e identificas qué personas, cosas, relaciones, lugares, comida, tipos de ejercicios, dietas, modas y sonidos no te dan placer...ya estás del otro lado. Si me preguntaras a mí qué hacer con esa información que encontraste sobre ti, yo te diría:  salte de ahí, por ahí no es.

Otro paso para acercarte al orgasmo, es empezar a reconocer que no es algo meramente sexual, como ya dijimos. Teniendo esa abertura de mente, será tiempo de buscar qué es para ti el orgasmo, qué significa para ti el placer. Por cierto, no es igual para nadie, eso también lo tienes que saber. Lo que a ti te prende tal vez a mí no me mueve ni un pelo, y eso no quiere decir que tú estés mal o que yo sea una aburrida. Cada quien sus placeres. No por que otros digan que tal cosa es orgásmica, deberá serlo para ti. 

Por eso, si me pidieras una opinión (consejos no doy porque creo en la belleza de la diversidad y que lo que a mí me ha servido o mi punto de vista puede no tener nada que ver con tu realidad),  te diría: busca lo que es verdad para ti en esto, no te enfoques en ver qué les da a otros placer, porque ahí tampoco es...

O no, mejor no lo intentes. ¿Qué tal si eso te cambia la vida? Luego vas a andar ahí sonriente por la vida. Vas a desentonar con los otros que no tienen esta información de lo que el orgasmo puede ser.

Y si está leyendo esto, es porque tu cuerpo algo quiere que veas también.


Tú eres tu principal creador de orgasmos. Es tu superpoder

Entre todos los superpoderes que tanto deseamos muchos de nosotros, el placer que genera el orgasmo es de los más alcanzables. Y sólo depende de ti.

¿Cómo se vería nuestra vida, nuestro cuerpo y nuestras creaciones con este superpoder?

Para activar este superpoder hay que hacer lo que nos dé placer, sin juzgar con prejuicios, simplemente lo que te gusta a ti y a tu cuerpo también. Al llegar a ese punto de amor propio, dejamos de andar mendigando sabores, personas, sensaciones, conformándonos en lo no placentero. Dejamos de decir “ya con esto es suficiente”, o “ya con esto está bien”, o diciendo esto “es lo que hay”.

En un universo de infinitas posibilidades, ¿neta crees que sólo eso hay?

Imagina cuántos orgasmos están ahí esperando ser creados por tu cuerpo y por ti al terminar estas letras. Te invito a que descubras cuánto más placer puedes incluir en tu vida, sólo porque sí, porque quieres más de ti, porque demandas más de ti y de ser ese orgasmo gozoso.  

Prende tu cuerpo, no lo dejes en piloto automático. Si no sabes cómo, investiga, busca cursos que te den herramientas para conectar con tu cuerpo, lee libros al respecto, y sobre todo haz tus propias preguntas, cuestionate todo y conócete a fondo. Sería un regalo para el mundo que tú encarnas esta energía. Aprovecha el superpoder del orgasmo.

No finjamos más orgasmos, seamos nosotros mismos y disfrutemos el orgasmo y de serlo en cada respiración que damos.

  


Raquel Robles
Soy un ser infinito, imparable. Y como soy creadora compulsiva, estoy sobrecreándome a cada instante, siempre buscando el gozo en lo que para mí es verdad, no en lo que me dijeron que debe ser. De pequeña quería ser actriz y me convertí en eso. Para mí actuar es una de las formas de hacer magia. Pero no soy solamente actriz: soy infinitas posibilidades. Soy un X-Men en potencia, en mutación todo el tiempo. Disfruto reconocer la belleza de la diversidad en mí y en lo que me rodea.Me gusta saber que soy un regalo para el universo, y que cada ser lo es.‍
Learn More

Comments

Artículos Relacionados

¿Qué significa amar?

VER MAS

¿Cómo ser emprendedor en la Ciencia? El apoyo es poco, pero las ganas sobran

VER MAS

Ser egoísta te hará un mejor padre

VER MAS

El orgasmo es tu superpoder

VER MAS

Únete A Nuestros Cursos Gratuitos

Lo que he aprendido para sacar ventaja al sistema capitalista

Entiende qué te detiene para ser pleno; y trabaja en ser la mejor versión de ti mismo.

Dices que quieres una vida mejor...
¿Pero haces con tu cerebro lo necesario para obtenerla?