24.6.2020
Relaciones

Diferencias entre estar enamorado y amar

Mariana Valenzuela

Una cosa es estar enamorado, y otra amar. Se puede amar sin estar enamorados, y el enamoramiento no siempre implica amor. #SeTeníaQueDecirYSeDijo

El enamoramiento es una de esas “verdades” que vale la pena cuestionar. Usualmente si pensamos alguien que dice estar enamorado se nos viene a la mente la idea de amor de película; de entrega total y de poner al otro antes que a nosotros mismos. Yo pienso en Jack y Rose de Titanic porque Jack estaba tan enamorado que no le importó congelarse en el mar hasta morir con tal de que Rose se salvara.


Porque enamorarse es justo eso: sentir que la otra persona es lo máximo, aunque eso implique irnos de hocico; ver a la otra persona como lo máximo, a tal grado de dar nuestra vida con tal de verle feliz y bien. ¿No?


¿Qué significa estar enamorado?


Antes de seguir con este artículo, primero vámonos a la base: la definición de estar enamorado. 

Desde el punto de vista psicológico, el enamoramiento es:


“El estado de una persona dominada por un vivo sentimiento hacia otra, a quien considera su mayor bien, con la que desearía estar unida para siempre y por la que llegaría a sacrificar, si fuera necesario su propia vida”.


Pero a veces una cosa es lo que dicen los expertos o las definiciones de diccionario, y otra lo que pensamos nosotros los mortales que vivimos el enamoramiento en carne propia. Para tantear terreno y ver la percepción que más gente “común” tiene sobre este proceso tan común que muchos experimentamos incluso varias veces en la vida, pregunté en  Facebook: “¿Para ti qué significa enamorarse?”. Ahí te van las respuestas:


Thamara, 30 años

“Te puedes enamorar de alguien pero después lo amas y si no pasas del enamoramiento (que es como unos lentes que lo ven todo perfecto) no vas a amar; tienes que quitarte esos lentes que ven todo rosa para poder amar con defectos y todo a la persona”.



Selma, 29 años

“Para mí, estar enamorada es sentir emoción cuando escucho notificación y veo que es de él. Es sentirme bien, pero hacerlo sentir bien también. Ver por ambos sin dejar de ser yo. Es estar feliz sin razón aparente jaja me han dicho “se te nota cuando estás enamorada”.



Ale, 30 años

“Es un hervidero de hormonas que nos apendejan (en un sentido lindo, pero también para tomar decisiones arrebatadas) cuando nos empieza a interesar otra persona, y creemos que todo es perfecto para seguir pasando el resto de nuestra vida junt@s”.



Con base en las definiciones que hemos visto y lo que nos han enseñado, estar enamorado puede llegar a ser básicamente un sinónimo de apendejarnos “por amor”.  Cuando nos enamoramos hacemos cosas que para personas no enamoradas pueden llegar a ser irracionales, por decirlo amablemente. Y esa pendejez tiene su sustento científico. No es algo que imaginemos ni que inventemos. 


Esto es lo que dice Wikipedia sobre el proceso de enamoramiento:


“Desde el punto de vista bioquímico se trata de un proceso que se inicia en la corteza cerebral, pasa al sistema endocrino y se transforma en respuestas fisiológicas y cambios químicos ocasionados en el hipotálamo mediante la segregación de dopamina”.


En palabras simples, el enamoramiento causa un desmadre en nuestro interior, alborotando nuestras hormonas. ¿Has escuchado cuando la gente dice que se nota cuando alguien está enamorado? Sí pasa. Esa revolución que se causa dentro de nosotros, se refleja en nuestro comportamiento. 


“El enamoramiento, comúnmente confundido con el amor, hace referencia a un estado en el que una persona magnifica las cualidades positivas de otra y que suele tener lugar al comienzo de una relación amorosa”.


El hecho de que el enamoramiento suele suceder al inicio de las relaciones amorosas no es casualidad: es parte de nuestro instinto animal por reproducirnos. Honestamente yo no lo había pensado, pero investigando me topé con ese argumento y me pareció muy lógico. Cuando estamos enamorados vemos al otro como alguien que nos complementa bien cabrón y queremos estar como conejos trepados el uno en el otro. Es estar lelos por la otra persona, e incluso cegados por el sentimiento tan fuerte que nos provoca. Estar enamorado es como estar obsesionado con alguien. 

pareja enamorada en blanco y negro dándose un beso, vistos desde una ventana


Características del enamoramiento


Si estar enamorados fuera una enfermedad, sus síntomas serían muy reconocibles:


  • Pensamos todo el tiempo en esa persona. Estamos distraídos y nos cuesta enfocarnos en lo que debemos poner atención
  • Nos ponemos nerviosos cuando empezamos a cotorrear con ese alguien
  • Ante nuestros ojos es pura perfección y cualquier cosa que haga se nos hace wow
  • Ponemos a esa persona primero que a nosotros. Su bienestar ante todo
  • Si alguien trata de hacernos ver algunas verdades incómodas sobre quien nos robó el corazón, automáticamente rechazamos esa posibilidad
  • Hacemos que nuestro mundo gire a su alrededor. Somos como su lámpara mágica que le concede sus deseos
  • A veces la sensación es tan fuerte que provoca reacciones en nuestro cuerpo, como las mentadas “mariposas en el estómago”, o se acelera el corazón, nos sonrojamos y más chingaderas que delatan a la persona enamorada


Me surgieron unas preguntas: ¿neta eso es amor? ¿Y el amor propio dónde quedó? ¿Y la conciencia? ¿Y la objetividad? 


Enamorarse no es lo mismo que amar


Es común que se confunda el concepto de amor con el de enamoramiento. Pero si los analizamos a profundidad nos podemos dar cuenta que son ideas muy diferentes entre sí.


Amar es soltar, fluir en pro de uno mismo y buscando el bienestar del otro, aunque eso implique marcar distancia y que cada quien tome su propio camino. Esto ni de pedo hace alguien que está enamoradísimo hasta las chanclas. El solo hecho de pensar en la vida sin esa otra persona de la que se enamoró, da miedo; es un “no” rotundo. 


Para que quede más claro mi punto de por qué no necesariamente amamos cuando estamos enamorados, voy a enlistar las diferencias entre amor y enamoramiento:


  • Estar enamorado es poseer, es un afán de querer estar juntos sobre todas las cosas. Amar no es un acto de posesión ni de terquedad
  • El amor es más racional y menos arrebatado que el enamoramiento, porque parte de la conciencia y de la libertad
  • El enamoramiento suele ser obsesivo y genera apegos, mientras el amor libera y respeta el espacio de cada quien
  • Usualmente nos enamoramos de alguien a quien conocemos. En cambio, podemos amar al prójimo aún sin conocerlo
  • Generalmente cuando estamos enamorados vemos a la otra persona como un ejemplo de perfección y tratamos de estar a su nivel aunque eso a veces implique no mostrar nuestra esencia. Amar es aceptar la luz y la sombra, tanto de nosotros como de los demás
  • El enamoramiento suele ser romántico y pasional, pero el amor puede no tener relación alguna con el aspecto de pareja o sexual
  • Cuando estamos enamorados esperamos que la persona de quien nos enamoramos eventualmente nos corresponda. Amar es dar sin esperar nada a cambio
  • Al enamorarnos no somos nuestra prioridad, mientras el amor tiene como base procurar el bienestar propio y por ende el de otros



Al final cada quien tiene su propia idea de lo que para ellos es amor. Cada quien sabe qué tipo de relaciones amorosas les dan plenitud y cuáles les quitan paz. No estoy aquí para decirte cuál es la verdad absoluta sobre el amor, porque para empezar no soy absolutamente nadie para pretender saberla, y también porque creo que no hay verdades absolutas, ni sobre el amor ni sobre el enamoramiento o, ni sobre la vida misma. 

Sin embargo, sí considero importante saber identificar si lo que sentimos es amor o simplemente es estar enamorado. Para ello necesitamos un proceso de introspección y trabajar en lo que para nosotros significa amar. 


Si te interesa esta onda de llegar a tu propia verdad sobre el amor en sus distintas manifestaciones, échale un ojo al curso “El Amor Según Yo” de Diego Dreyfus. Tal vez te late y de ahí sacas ideas que te sirven para tu proceso. O igual y no, pero no hay pedo. Nada pasa con buscarle un poco. El chiste es que cada quien encuentre su propio camino hacia la vida que prefiere, y el amor es parte esencial de ese viaje. 












Mariana Valenzuela
Siempre he querido cambiar al mundo y al escribir me siento superpoderosa. Soy muy yo: cursi, feminista, entregada y fan de lograr cosas que parecen imposibles. Espero nunca se me quite lo terca.
Learn More
mariana@tevasamorir.comhttp://www.tevasamorir.com

Comments

Artículos Relacionados

LGBTTTIQ...XYZ ¿Para qué tantas etiquetas de diversidad sexual? 

VER MAS

La vida fluye

VER MAS

Villancicos: ¿por qué esperar hasta diciembre para escucharlos?

VER MAS

El noviazgo: ¿amor o apariencia?

VER MAS

Únete A Nuestros Cursos Gratuitos

Lo que he aprendido para sacar ventaja al sistema capitalista

Entiende qué te detiene para ser pleno; y trabaja en ser la mejor versión de ti mismo.

Dices que quieres una vida mejor...
¿Pero haces con tu cerebro lo necesario para obtenerla?