27.12.2019
Mente

Crear Hábitos Según Huracán

Diego Dreyfus

Es muy importante que los hábitos sean muy chiquitos y escalables.

De esta manera podrás comenzar a generalos. Estos hábitos tienen que venir desde el amor. Si vienen del vacío se generan adicciones.

Nada de lo externo llena el vacío, y resultará que cuando lo intentes llenar con tantito dinero/reconocimiento, etc... necesitarás más, porque nunca se sacia.

Lo único que he encontrado en mi vida que llena mis vacíos es el amor propio: me amo y ya. No me tengo que atascar, no me debo agarrar de nadie ni de nada.

Tengo un ego, y si me apendejo me agarro de alguien o de algo y codependo. Pero si estoy cuestionando y observándome constantemente en mi presente y en amor, no.

Así que los hábitos vienen desde el amor, desde la vida que prefiero, desde un “me amo completamente”, y desde ahí ¿Que me motiva a moverme?

Para mí es muy importante en esta manipulación de la mente que entiendas que el proceso no siempre será perfecto. Por ejemplo, hay gente que si no hizo ejercicio en la mañana 1 hora, ya lo deja, pues “ya no cumplió”.

Y si no empezó a comer bien en la mañana, ya fue un desmadre el resto de sus comidas hasta la noche. Y es lo mismo, polarizamos en blanco y negro, todo o nada, cuando en realidad hay grises.

Encuéntrate en la imperfección humana. Hazlo poco a poco. Escoge tus batallas.

La consciencia detrás del acto es lo que jode. No el acto en sí.

Desde esa consciencia verás que los hábitos no se convierten en adicciones, pero si no estás consciente hay vacíos y el único llenado de ese vacío es el amor propio.

Decide qué hábitos quieres cambiar y qué batallas quieres enfrentar. Haz ejercicio, cuídate, ámate.

Despega tu mente de que hay buenos y malos.

Piénsalo: Te vas a morir de algo; qué mejor que hacerlo amando lo que amas.

El hábito en sí, no es lo más importante.

No es tan importante el hábito, sino lo que hay detrás y alrededor de él.

Te pongo un ejemplo de mi vida: quise hacerme del hábito de la lectura. Y creéme que sé que leer es una chinga, una hueva, vas muy lento, palabra por palabra, etc…Es incluso cansado.

Pero lo que genera la lectura me gusta. ¿Entonces qué hice en mi vida? Lo primero fue encontrar una manera alterna de consumir contenido que no fuera leyendo (audiolibros, videos, etc…). Pero cuando requiero leer, hago toda una vestimenta del hábito. Hago todo un preámbulo o locura alrededor de él.

Cuelgo una hamaca, me preparo un café delicioso, pongo música maravillosa, controlo la temperatura, me siento ante una vista muy bonita. Me facilito el hábito. Así de sencillo.

Genero todo un ritual alrededor del hábito, que para mí es mucho más importante que el hábito en sí, y así, por una u otra razón; sin darme cuenta ya estoy leyendo. Y ya cumplí con lo que requería.

Diego Dreyfus
Cuestiono todo | No soy Coach | Soy simplemente una mala influencia así que no me sigas si te da miedo crecer.
Learn More
diego@tevasamorir.comhttps://www.tevasamorir.com/

Comments

Artículos Relacionados

Ver la motivación como un banco: una forma inteligente de lograr cosas y sentirte inspirado sin la mierda motivacional de “¡vamos, tú puedes!”

VER MAS

¿Miedo a la muerte?

VER MAS

¿Cómo vencer tus miedos y excusas?

VER MAS

Enfrentar el autosabotaje

VER MAS

Únete A Nuestros Cursos Gratuitos

Entiende qué te detiene para ser pleno; y trabaja en ser la mejor versión de ti mismo.

Dices que quieres una vida mejor...
¿Pero haces con tu cerebro lo necesario para obtenerla?